BATALLA CAMPAL EN POZUELO

28 02 2010

ETAPA 3: En esta etapa relacionaremos los contenidos mencionados en las anteriores con los conceptos estudiados en clase.

—————————————————————————————————————————————————

El día 7 de Septiembre de 2009 los medios de comunicación se despertaron con una noticia: Veinte personas detenidas el domingo en Pozuelo de Alarcón debido a los disturbios producidos durante las fiestas patronales. La Policía Nacional detuvo a 20 personas, entre ellas siete menores, por destrozar el mobiliario urbano y lanzar piedras y botellas”.

La mayoría de medios bautizaron el accidente como “batalla campal en Pozuelo”, nombre que se extendió a toda la sociedad, y a fecha de hoy si preguntamos por este hecho todo el mundo lo reconocerá por “La batalla campal”.

Prácticamente ningún mass media fue capaz de indagar más y proporcionar información sobre el porqué de los hechos. La mayoría de los telediarios se decidieron por el sensacionalismo a la hora de contar dicha noticia, pusieron las famosas imágenes que habían aparecido en Youtube y comentaron alarmados lo que había sucedido.

Solo gracias a algunos medios, sobretodo escritos, pudimos saber más sobre el incidente, lo cierto es que no se sabia a ciencia cierta si el botellón era o no era ilegal, de hecho, en ElPAÍS.com podíamos ver la siguiente noticia: El municipio tenía la obligación de determinar dónde y cuándo está permitido beber en la vía pública. Sin embargo la concejal de Cultura y Fiestas del municipio, África Sánchez, reconoce que “no hay una ordenanza concreta que regule las fiestas”.

Sánchez añade que “no existe ninguna norma que obligue a tener un espacio determinado para celebrar botellones. Por eso, la gente puede estar por todo el pueblo”.”

En el mismo periódico online podríamos leer las declaraciones de Arturo Canalda, defensor del menor: “Tenemos que reflexionar seriamente entre todos para que estas cosas no se vuelvan a producir. Algunos deberían reflexionar sobre si toda esa bazofia que nos meten por los ojos como las series Física y Química o Diario secreto de una adolescente, realmente transmiten los mejores valores de esa sociedad que nosotros queremos para nuestros hijos”.

Si analizamos los hechos y como fueron contados, en una primera instancia podríamos decir que la función que cumplen los medios de comunicación es la de informar de los hechos de forma objetiva para que el resto de la sociedad los conozca, podríamos definirlo como una “vigilancia del entorno”. Pero en cuanto profundizamos en la información nos damos cuenta de que no se trata de un hecho aislado, sino que “la batalla campal” es solo la punta del iceberg, ya que detrás encontramos toda una serie de factores que han llevado a la sociedad hasta este punto: La incompetencia por parte del gobierno para promulgar las leyes, los falsos valores transmitidos por las series de televisión, el hecho de que anteriormente se hubieran producido hechos similares sin ninguna repercusión… Por tanto podemos decir que los mass medias han tenido más bien una disfunción, ya que nos hicieron creer que lo que ellos contaban era “lo que había”, unos jóvenes que haciendo botellón ilegal en la calle se habían puesto muy agresivos y habían causado innumerables daños; pero debemos pensar un poco mejor en que causó todo esto, y realmente los medios de comunicación que supieron enfocarla y hablar del trasfondo de la noticia si que tuvieron una función de compulsión de normas sociales, puesto que pusieron en duda las existentes para que este tipo de incidentes no se volviera a repetir.

Por otra parte, siguiendo la veda que Arturo Canalda dejó abierta, podemos hablar de la disfunción narcotizante por parte de las series de televisión, ya que producen una sensación de control de la realidad y de que la información implica acción, es decir, un efecto por el que los jóvenes intentan imitar y sentirse identificados con sus personajes favoritos, y si en la televisión actual prácticamente solo tenemos acceso a series como Fisica o Quimica o 90-60-90, no podemos esperar que los jóvenes se comporten de manera muy diferente a la que están acostumbrados a ver en los medios de comunicación y esta, a mi parecer, es la peor disfunción de los mass media.

Anuncios




Ahorro por una vida mejor

21 02 2010

Jóvenes construyendo rumbos: El ahorro colectivo como mecanismo para promover la convivencia en equidad

Hemos encontrado una noticia en la que nos cuenta como hace 20 años unos jóvenes de La Loma, Chalatenango, formaron un grupo mixto de ahorro para poderse ayudar mutuamente. Pero, lo más llamativo  fue que estos muchachos se han dado cuenta que este grupo se ha convertido en mucho más que un simple conjunto de personas.

“Al principio yo no tenía mucho interés en involucrarme”, dice Maricela, una de las jóvenes. “Pero, luego me explicaron lo que hacían y cómo se hace para ahorrar, porque uno en la casa no puede, uno se gasta el dinero… Después vine a la primera reunión y me gustó… La primera vez ahorré un dólar, ya después he venido ahorrando un dólar, a veces dos dólares y ahora ya tengo unos ocho dólares”, cuenta motivada sobre los logros de su nuevo hábito una joven participante en el grupo.

Estos  chicos y chicas son provenientes de unos sectores de poblaciones con una calidad de vida muy deteriorada, por tanto, lo que para nosotros es muy limitado y muy poca cosa, para ellos es un tesoro. Lo que pretenden pues, es que a través del trabajo en conjunto pueda mejorar su condición de vida.Las chicas del grupo, sin embargo, no se sintieron tan cómodas en el grupo desde el principio. La convivencia entre hombres y mujeres era hostil.

“Al principio (los chicos) eran algo agresivos… Nos maltrataban con malas palabras y entonces nosotras los ofendíamos a ellos…”, cuenta Reyna Rivas, la joven de 22 años que preside el grupo. Agrega que tras los talleres de educación de género que han recibido por parte de Oxfam América, el trato es más respetuoso. Además, los jóvenes reconocen ahora que, independientemente de su sexo, cualquiera de ellos es capaz de realizar las mismas tareas y asumir las mismas responsabilidades, como dice José Eligio Ayala, un joven de 23 años, que admite su admiración por el trabajo que Reyna realiza como presidenta.

Hace poco, los mismos miembros masculinos del grupo impulsaron que tres de sus integrantes femeninas compitieran en un torneo de fútbol con otros grupos de ahorro. Cuando cuentan la anécdota, son los chicos los que manifiestan con más entusiasmo su orgullo por las hazañas deportivas de sus compañeras.

Una de las cosas más importantes para ellos es  asistir a las reuniones quincenales. Si faltan, existe una penalización.

“Si uno no viene a la reunión, se le pide una explicación y si es justificada entonces se le perdona, porque ahí tenemos un reglamento y sólo cuando es una emergencia de un enfermo, entonces no se cobra la multa, pero si no, tiene que pagar una multa de $0.25”, explica Reyna.

El desarrollo de habilidades en comunicación para el respeto hacia si mismos y hacia otros es otro de los componentes del programa para los grupos mixtos de jóvenes, lo que les permite un crecimiento social.

“Yo era un poco más tímida, no salía de mi casa y no tenía relaciones con mis amigos, pero desde que estoy en el grupo he hecho más amistades… siento que el grupo es bastante importante”, cuenta Aracely Hernández, con soltura.

Y aunque se trata de un grupo joven, ya otorgó a uno de sus miembros el primer préstamo. Éste se concedió a José Eligio, cuya esposa también asiste al grupo. Tienen una bebé y gracias a los $50 que el grupo les prestó compraron láminas para techar su casa, lo que les ha permitido independizarse como pareja recién casada.

Estos jóvenes poco a poco van a ver cumplidos sus sueños trabajando y cooperando en equipo. A parte, del crecimiento  ecónomico, por más mínimo que sea, también crecerán como persona y sabrá comunicarse con las personas, ganando así, algo que los más afortunados como nosotros, no tenemos. El saber dar gracias por todo lo que tenemos.





No estamos tan mal

16 02 2010

El 29 por ciento de los ciudadanos españoles entre 25 y 64 años acreditaban en 2007 un título universitario, frente al 27 por ciento de media de los países de la OCDE y del 24 por ciento de la Unión Europea de los 19. Nuestro país se encuentra por delante de potencias europeas como Francia y Alemania, aunque por debajo de Reino Unido y de países nórdicos como Suecia y Finlandia, que tradicionalmente mantienen las tasas europeas más altas de titulados superiores. A escala mundial destaca la posición de los Estados Unidos, donde un 40 por ciento de la población entre 25 y 64 años acredita estudios universitarios.

Al realizar un análisis más exhaustivo de la franja de edades, vemos que en España la cifra del 29 por ciento se construye alrededor de dos realidades diferentes: mientras que las personas de entre 55 y 64 años únicamente son tituladas universitarias en un 16 por ciento, los jóvenes entre 25 y 34 lo son en un 39 por ciento. Este contraste no es tan elevado en la media de la OCDE (20 y 34 por ciento, respectivamente) y de la UE-19 (18 y 31 por ciento). Las estadísticas muestran que en España el acceso a la educación universitaria ha despegado en los últimos 20 años.

No son cifras espantosas. Es cierto que siempre hemos de mirar hacia delante i mejorar lo ya superado, pero los medios de comunicación no alaban estos datos, alarman sobre qué hace el porcentaje que queda hasta llegar al 100%.  El sentimiento que compartimos es de desinterés por parte de la sociedad por lo que hacemos y conseguimos.

Por una parte podemos pensar que como en los últimos años la cifra de jóvenes estudiantes universitarios ha crecido considerablemente, se le ha restado importancia por ser “algo normal” en la vida del joven. De forma que se puede considerar que no es noticia, como que una madre tiene un hijo en condiciones normales; no es de interés para la sociedad.

Nuestra propuesta es que la política de los medios de comunicación, a la hora de tratar sobre jóvenes debería imitar las actitudes que toman los padres a la hora de educar; porque al fin y al cabo tienen tal importancia en nuestra vida que toman partido en nuestras actitudes y comportamientos. El símil consistiría por ejemplo en: cuando un niño tiene una “rabieta” la mayoría de los padres deciden hacer caso omiso a la actitud del infante, y por el contrario,  premiar y alabar cuando el niño actúa de forma correcta o reprime sus impulsos ante una situación que no sería de su agrado.

De forma muy sintética, nuestra intención es dejar de oír la famosa frase: “como está la juventud de hoy en día…”. Hasta un punto podría ser correcta su utilización pero los jóvenes no vemos con buenos ojos su generalización.





Jóvenes por la igualdad y la Solidaridad

8 02 2010

El JIS es una organización no gubernamental creada en 1994 por un grupo de jóvenes de la ciudad de Hospitalet.
Durante estos años el JIS, se ha ido consolidando como entidad incorporando a más jóvenes voluntarios, colaboradores y profesionales.

El principal objetivo del JIS es sensibilizar a los jóvenes y conseguir que se impliquen en diferentes temas sociales. Potenciando así valores como la igualdad la solidaridad, la no discriminación ….

El JIS se compone de tres grandes áreas (Salud, Gent Gran, Solidaridad-Cooperación ) y una cuarta que es la del Voluntariado ( siendo esta área transversal a las otras tres ). En cada una de las áreas se trabaja la prevención, sensibilización e intervención directa con los diferentes colectivos.

Ofrecen diversos servicios como talleres dirigidos a los jóvenes en temas como prevención de Sida, Drogas, Cooperación, Derechos Humanos, Juegos del Mundo …. ; Acompañamientos a “gent gran” en residencias geriátricas; Actividades puntuales (Día Mundial Sida, Festa de la Diversitat ….), Actividades continuadas ( taller Baile Moderno). En las que se cuenta con la participación de los voluntarios ; Estadas Solidarias a Nicaragua, Intercambios Juveniles con Europa; Punto Omnia, sala de informática abierta a todos los usuarios, donde se imparten talleres de informática.

Toda la información sobre esta entidad se puede encontrar en su pagina web: http://www.Jovenes.org, donde nos ofrecen la posibilidad de hacernos voluntarios y ayudar en la gran labor social que desempeñan.

Este es solo un ejemplo de la innumerables cantidad de jóvenes voluntarios y con gran responsabilidad social de nuestro país, pero pese a esto, pocas veces oímos hablar de ellos en los medios de comunicación, cosa que deberíamos remediar, ya que estos jóvenes están ayudando a la sociedad con sus aportaciones solidarias y si mas gente supiera de estas actividades quizás lográramos incrementar el numero de voluntarios, pero, como hemos comentado en numerosas ocasiones, los medios de comunicación hacen a un lado este tipo de información para ofrecernos otra mas “llamativa” pero de menor interés social.